domingo, 12 de noviembre de 2017

DIEZ ANHELOS EN FAVOR DE LOS MAYORES

1.- Los mayores gozarán de entrada gratuita a cines, obras de teatro, museos, bibliotecas, centros deportivos y otros.

2.- Podrán asistir a universidades para mayores o a otras que prefieran.

3.- Los mayores dispondrán de su propia bicicleta que deberán usar todos los días por media hora como mínimo.

4.- Los mayores contarán con su propio cuarto independiente, con su equipo ordenador (con el compromiso de crear un blog y comunicarse con sus antiguos compañeros y establecer nuevas amistades). Además, contará con baño y una biblioteca y tendrá vista agradable hacia afuera.

5.- Los mayores pueden acompañar a los nietos al colegio pero no están obligados a realizar trabajos domésticos ni las compras del supermercado, si no lo desean, pues los más adultos necesitan recrear su vida y su tiempo. Podrán jugar con sus nietos y salir con ellos, pues eso los hace felices, pero cuidando que no se convierta una carga.


6.- Los hijos y los nietos están obligados a preguntarles cada día cómo se encuentran y ayudarlos a ocuparse de sus visitas médicas y reposos

7.- Deben concederles, si lo solicitan, integrarse en grupos de convivencia, de ayuda, de aprendizaje u otros.

8.- Deben permitirles, si lo desean, ocuparse en arreglos del jardín de su casa y, mejor, de alguna huerta.

9.- Permitirles también empezar o continuar con su trabajo remunerado, si lo desean, si tal actividad le da seguridad y mayor significado a la vida, al sentirse útiles laborando y recibiendo una entrada mensual.

10.- Debemos saber que los mayores pudiesen perder algo de su condición física y mental, pero la madre naturaleza les entrega en cambio capacidades nuevas y perfecciona las antiguas. Siguen amando y apreciando mejor el mundo y las personas, especialmente a sus nietos aunque ellos estén muy lejos de sus abuelos.

Vicente Corrotea


10 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Apreciado Esteban: Haz de saber que mi dedo me traicionó publicando antes de tiempo esta entrada. Fue cuando le leíste y me comentaste. Aquí va corregida y terminada. De todas maneras cuento con tu voto.
      Chao.

      Eliminar
  2. Querido, Moisés, amigo. Te han faltado las tablas de piedra y los rayos y truenos para clavar los mandamientos. Me ha hecho gracia. Abuelos estamos de todos, como los jovenes. Seguro que muchos comulgamos con lo que dices pero otros, mejor sería mirarlos por encima del hombro. De cualquier modo, me gusta lo que dices y sobre todo me gusta que lo digas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Aarón: Hemos tenido más tiempo para gozar, callar, sufrir, crear, amar y todo eso gracias al tiempo vivido. Claro que si. Y en anhelar, soñar, imaginarnos el mundo de otra manera y, a veces, es lo que hago en ésta mi modesta página creada especialmente para viejos, abuelos, antiguos, remaduros, gastado, vetustos. Pero para ser tratados con cariño, comprensión y ternura.
      Abrazos.

      Eliminar
  3. Salve, Vicente. Aos 74 anos estou na Universidade em um Curso de especialização em Gerontologia. Após ouvir alguns delírios acadêmicos e perceber os recados da sociedade sobre a velhice e considerando que só não envelhece quem morre antes, estou convencida de que precisamos "aprender a envelhecer". Esta seria minha sugestão para o item 11º dos DIEZ ANHELOS EN FAVOR DE LOS MAYORES. Um grande abraço.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces vamos a estar más cerca, amiga Juraci, pues hace mucho que no nos encontrábamos. Voy a estar pendiente de tus aportes y de cómo aprender a envejecer. Siempre es bueno saber más.
      Abrazos.

      Eliminar
  4. Ay Vicente!! esos diez anhelos son excelentes para todos los abuelos a los cuales me apunto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al leer tu comentario me puse a leer cuáles de los 10 anhelos los estoy cumpliendo. Sólo la mitad, tomando en cuenta que algunos no dependen de mí. Más adelante podríamos crear otros 10 elementos que más incomodan o divierten, etc.
      Abrazos.

      Eliminar
  5. Tus anhelos me han recordado una frase que decía más o menos: a veces me encuentro en un estado intermedio, entre la soñolencia y la vigilia, en el cual las imágenes de la fantasía salen de caza. No dejes de soñar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otra frase que recuerdo es esta: "Cuando dejes de creer que el mundo y tú ya no tienen esperanzas ni sueños, te has convertido en un viejo". Es dura pero muy cierta.
      Abrazos.

      Eliminar

Agradezco sinceramente tu comentario.