viernes, 29 de diciembre de 2017

EL GORDO DE ROJO

Pasamos una noche de Navidad íntima, con cena especial y naturalmente familiar. Nos sentimos bien cuando los hijos recordaron que pasaron una niñez muy feliz. Pero también pensamos en que hay muchos niños como el Bebé de Nazaret, pobre y sin juguetes. Cuando el gordo de rojo golpeó nuestra puerta no le abrimos. Hizo una marca y se retiró. Hace un trabajo que no compartimos por ser mercantilista y, además, nunca ha regalado nada. A los poderosos no les viene bien el ejemplo de un familia pobre y modesta que sólo vino a traer paz y felicidad y a decirnos que todos somos iguales y nos lo recuerda cada año. 

Hicimos nuestro pesebre y bien adornado, creo que muchos lo hacen,  pero no nos damos cuenta que afuera, tal vez cerca de casa o más lejos hay pesebres vivientes e invisibles. Nuestra tarea es que haya menos pesebres de carne y huesos. Eso depende de qué y cómo enseñamos a los niños, hijos y nietos, no sólo en cada Navidad. Depende de qué obsequiamos y, a veces, de cómo los abrazamos.



Con mucho cariño les deseo a cada uno, a cada una un año maravilloso, porqué no, cuando ello depende en gran medida de nosotros. ¡Felicidades!

Vicente Corrotea

12 comentarios:

  1. Vicente, sí, hay un mundo lleno de pesebres con gente sufriendo.
    Deseemos que en 2018 la vida de esas personas, sea mucho más justa. No hay nada más doloroso.
    Un fuerte abrazo deseándote también un 2018 maravilloso.
    Gracias por los momentos compartidos. Ha sido muy lindo conocerte en este año que está por terminar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He querido adoptar la forma más simple de seguir a los amigos en mi blog y también conectarme con otros y que me sigan: El que uno de los dos abra la puerta del otro. Son pocos en mis blog pero bien asociados.
      Que tengas un año lleno de buena salud y amistades.
      Abrazos.

      Eliminar
  2. Concuerdo plenamente contigo: no al mercantilismo, sí a la bondad.

    Feliz Año Nuevo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y somos muchos los que así pensamos.
      Un año lleno de salud y de guitarreo para ti y tu familia.
      Felicidades.

      Eliminar
  3. Estimado Vicente
    Mis deseos hacia ti nacen desde el corazón y son sencillos
    Que logres serenidad y bienestar en tu vida y que se prodiguen a tu entorno
    Que la salud te invada y mime
    Que por lo menos algunos de tus sueños,o metas se realicen
    Que siempre tengas un hombro donde verter tristezas o alegrías
    Para ti y familia un fuerte abrazo
    Buen Fin de Año
    y
    Prospero Año 2018
    .
    Abu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermosos saludos, Abu. Y tú también tengas un año saludable y con muchos afectos.
      Felicidades.

      Eliminar
  4. Hola Vicente, estoy en total acuerdo contigo, es doloroso que habiendo tantas gente necesitada vivamos en un mundo movido por el consumismo. Que este 2018 te de todo lo que tu buen corazón merece!!.

    Un abrazo de Espíritu sin Nombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prefiero pensar al revés, Conchi: Que el consumismo cruel provoca los millones de personas pobres y sin posibilidades de cambios mayores espirituales ni sociales.
      Que tengas un lindo año.

      Eliminar
  5. Que el comienzo de este año y por lo que venga
    este lleno de posibilidades en tu camino
    que lo proyectado se concrete
    sea el fruto de nuestras aspiraciones
    lo que cosechemos a nuestro caminar...
    el amor y la paz se manifiesten con fuerza
    por todo el mundo.
    Nunca nos falte un motivo cierto para sonreír!

    Agradecerte por todo lo compartido!

    Tengas un gran 2018!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermoso saludo, amiga de aguas, volcanes y fuegos, aunque algunas veces haya que huir de ellos. Que recibas en este año mucha fuerza y belleza de la naturaleza, muchos afectos de amigos y familiares, y la salud necesaria para vivir con alegría.
      Kimey tripanto.

      Eliminar
  6. Feliz 2018 Vicente!
    Todo lo mejor y sigamos esperanzados, siempre podemos sumar nuestro granito de arena para ayudar a nuestro bendito planeta.
    Abtazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También para ti, apreciada Adriana.
      En estos días de caluroso verano (30 a 34º) también hay trabajo extra al que me acoplo y espero me alcance para adquirir un nuevo ordenador. Mientras tanto mis publicaciones serán más lentas.
      Un abrazo grande.

      Eliminar

Agradezco sinceramente tu comentario.