sábado, 10 de octubre de 2020

SOMOS HERMOSOS


Si mirándonos al espejo 
y a pesar de todo sonreímos
porque nos sentimos 
hermosos por los años vividos,  
es que hemos aprendido 
a amarnos a nosotros mismos 
y a los demás.


                               Vicente Corrotea 

                                   


19 comentarios:

  1. Ahhhhhhh que bonita certeza describe!!!! Verdad que el espejo nos devuelve una imagen que a veces gusta , y otras no tanto... y es el interior.. Que gusto leerlo con esa sabiduría de los años plenamente vividos y por vivir. Un abrazo y que disfrute su domingo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie -creo yo- puede decir que el espejo no ha tenido que ver alguna vez en su vida.
      Hasta pronto.

      Eliminar
  2. Es maravilloso tu sentir, que bueno que mirandote al espejo te veas así, a disfrutarlo!!! un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El otro espejo, Hanna, el del alma, se desvive por comunicarse constantemente.
      Abrazos.

      Eliminar
  3. Cuando en la vida se llega al final de tus versos, el espejo físico deja de tener relevancia.
    Un abrazo Vicente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que el espejo, ese de cristal, es engañoso pero también nos hemos acicalado para obligarlo a darnos una opinión más alta, a pesar de su escasa importancia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Excelente certeza Vicente.

    Y como señala Ángela, el espejo físico deja de tener relevancia.

    Gran abrazo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, Ernesto. Cuando ganamos más humanidad con los años muchas cosas se convierten en superfluas.
      Cuentas con mi aprecio.

      Eliminar
  5. estoy totalmente de acuerdo contigo
    Brindemos con champagne
    Mi amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Brindemos por la vida especialmente para agradecerle.
      Salud.

      Eliminar
  6. Aunque el espejo nos devuelve la imagen de hoy, mirando hacia adentro, seguimos con la imagen de toda una larga vida. Todavía me recuerdo con trenzas. Y eso demuestra que, por lo menos, sigo conservando la mayor parte de mi memoria. Y sigo escribiendo algún poema de tarde en tarde, porque ahora, lo que más escribo, porque al fin tengo tiempo, más prosa, sean simples pensamientos sueltos, cuentos, narrativa corta o novela. Todos quedáis invitados a mi blog y a facebook: www.acueductoazul.blogspot.com y me llamo Ángeles Garrido Luna. ¡Buenos días!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uno de los valores con contamos a nuestra edad es el tiempo, el tiempo para uno. Somos responsables, como tú, de emplearlo con agrado, imaginación y esfuerzo. Seremos mejores autovalentes.
      Hace años que sigo tu blog y me agrada. Espero que tengas otros seguidores.
      Cuídate mucho.

      Eliminar
  7. Pienso igual que tú Vicente y doy gracias a la vida por los años vividos.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno, Conchi. Creo que una de las condiciones para ser feliz es ser agradecidos.
      Si viajas hazlo con cuidado.

      Eliminar
  8. Maravillosa manera de expresarlo, Vicente. Amando nuestra vejez la vida se hace más grata.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Aceita. Amar a si mesmo e ter empatia pelos outros é uma alegria incomensurável.
    Saudações da Indonésia.

    ResponderEliminar
  10. Es una reflexión tan acertada querido Vicente. Un gusto pasar a saludarte, que tengas una buena y bendecida semana. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar

Agradezco sinceramente tu comentario.