martes, 30 de marzo de 2021

ELLA

La primera vez que vi sus ojos
me sentí arrebatado
desde el inmenso cosmos
hasta la oscura habitación de las lombrices.
Nuestro glosario para comunicarnos 
eran sólo su mirada y unas cuantas palabras mías.









Los recuerdos se van esparciendo como las hojas
y las palabras que nos dijimos
deben tener otro sentido.
Después de aquellas tardes que huyeron con el estío
y con el sol que lidiaba con esos ojos
ella no es la misma,
como no tienen el mismo nombre
esos pequeños caminos recorridos.

Pero todavía ella y su mirada breve y eterna
alimenta los veranos de un nuevo calendario.

Vicente Corrotea

6 comentarios:

  1. Muchos veranos están acotados por esas miradas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Nostalgia y ternura se funden en el poema para deleitar al lector.¡Cuántas miradas como esa nos han atrapado en los veranos de nuestra adolescencia y juventud!
    Me trajo recuerdos lejanos,pero vivos aún.

    Un abrazo,Vicente.

    ResponderEliminar
  3. Muy buen blog!

    Te invito a visitar el mío!

    Blog de LEGO

    Avisame si te interesa intercambiar links! mis blogs son pagerank 3!

    Tengo tambien

    Horarios Buquebus

    Futbol Total

    Futbol Total en IG

    Turismo en Argentina

    Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  4. Debió ser lo que todos somos... Para sí y para otros. Pero que el tiempo, en ocasiones, tiende a difuminar... El recuerdo de los veranos vividos es el eslabón que nos mantiene unidos!

    Fuerte abrazo Vicente.

    ResponderEliminar
  5. Bonita mirada al pasado en este poema. Miradas que recuerdan con nostalgia. Saludos

    ResponderEliminar

Agradezco sinceramente tu comentario.